La empresa de Barcelona, fundada en 2009 por Carlos Rivadulla, ha conseguido patentar a nivel europeo un diseño que logra separar el agua limpia de la sucia, en un mismo cubo para fregar.

La compañía que factura 1,1 millones de euros, tiene actualmente como mercados principales España, Canadá, Francia, Australia. Cuenta con un equipo humano de 5 personas directas y otras 5 indirectas y cuenta con una planta de producción externa. En un futuro próximo se lanzarán al mercado Chino, USA y Japón.