Con tan solo un año y medio de vida, la firma española, fabricante de calzado masculino Crownhill Shoes, ya despunta en Estados Unidos, destacando su presencia en la Mercedes-Benz Fashion week de Nueva York.
De la mano del diseñador Malan Breton, taiwanés residente en USA, cuya firma ocupa un puesto entre las trescientas marcas de lujo mejor reconocidas en el Mundo.