Subscribe to be notified for updates: RSS Feed

Blog Archive

Home
2016
Archive for: August

Captura de pantalla 2016-08-25 a la(s) 13.09.06En el último año y con mayor frecuencia, en los últimos meses, estamos recibiendo consultas por parte de pequeñas empresas españolas, en su mayoría nuevos exportadores, afectadas por compras fraudulentas, en operaciones internacionales, casi siempre procedentes de la Unión Europea.  Muy a nuestro pesar, cuando nos llega la petición, poca cosa podemos resolver, más que verificar que en efecto han caído en el engaño y recomendarles que lo denuncien a las autoridades en ambos países.  En todos los casos el ” modus operandi ” es el mismo:

1- Solicitud de información técnica y presupuesto, mediante correo electrónico, copiando el logotipo de una empresa real.

En este caso, recomendamos sospechar, si los correos vienen de cuentas gratuitas ( gmail, hotmail, outlook , libero … en cualquier caso comprobar el origen del dominio )

También suelen venir firmadas por personas que a menudo trabajan realmente  en dicha empresa y que también ha sido suplantado, el estafador conoce con detalle a la empresa que utiliza como tapadera, obteniendo información a través de la web y redes sociales.

2- La víctima responde la petición, a través del mismo medio, se mantiene confiada, pues el vocabulario técnico es correcto y tras visitar la web del posible cliente, todo parece cuadrar.

3- En pocas ocasiones el impostor discute o negocia el precio, pero si pide condiciones de entrega favorables, DDP, CIF, es decir todas aquellas que no requieran de su gestión directa en el transporte.

4- El impostor, anima a la víctima, expresando mucho interés en mantener una continuidad en sus compras, incluso prepara programaciones anuales suculentas.

5- Se producen llamadas por parte del estafador, por distintas razones, solicita más información, plazos de entrega etc, en todos los casos son simpáticos y prometen futuras visitas, casi siempre se comunica con la víctima a través de un mobil.

6- El estafador, solicita pagar después de recibir la mercancía, no incide en plazos mayores, 30, 60 etc.

7- El vendedor puede o no disponer de una póliza que asegure su riesgo, esta es la peor parte y la que más confusión genera. La compañía de seguros confirma la operaciónpor lo que el vendedor se siente mas seguro si cabe. Pero cuidado, la información que la víctima ha facilitado a su compañía es engañosa, una razón social real, a favor de una empresa solvente, la aseguradora no comprueba si el pedido es real, ninguna compañía protege al asegurado contra el fraude en un intercambio comercial.

8- Se produce el envío de las mercancías, a través de una agencia de transporte, en este caso existen dos variables a ) el domicilio de entrega cuadra con la dirección de la empresa real b ) el estafador solicita que le sean entregadas las mercancías en un lugar distinto, por cualquier razón practica.

9- Cuando el transporte esta a punto de llegar, el estafador, solicita poco antes, un cambio en la dirección de entrega, está, se acaba produciendo en un almacén temporal o cualquier otro lugar ajeno a la empresa real.

10- En este momento, se terminan todas las comunicaciones, el cliente no paga, no responde al teléfono mobil. La víctima llama y reclama en la dirección, teléfono y persona que figuran el la web de la empresa real, es cuando le comunican que no saben nada del tema, que no han cursado este pedido, que no han recibido nada y en consecuencia ellos no se hacen responsables de la compra, en muchos casos informan de que no se trata de la primera víctima.

11- La víctima, alarmada, pasa parte a su aseguradora y esta le comunica que su póliza no cubre operaciones fraudulentas.

12- Tanto la empresa real como la víctima deberían denunciar por una parte haber sido víctimas de una suplantación de identidad y de este modo evitar, la primera, una reclamación judicial de la deuda y por parte del exportador,  una denuncia a las autoridades nacionales, fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, para lograr al menos iniciar una persecución penal, en el caso poco provable de que se localice la mercancía y al estafador.

¿ Cómo evitar el fraude ?

Leyendo el párrafo anterior, parece que sea necesario desconfiar de cualquier comprador, en realidad, no es así, pero si es necesario llevar a cabo algunas medidas de control que minimizarán nuestro riesgo, por ejemplo.

1- Desconfíe de solicitudes llegadas a su correo electrónico desde una cuenta gratuita, existen las más conocidas, Hotmail, gmail etc, pero hay tantas como empresas, si las desconoce, limitase a copar la cola de la dirección de mail y pegarla en su navegador.  Eso no significa que los usuarios de estas cuentas sean todos estafadores, pero si es cierto que no suelen utilizarse por parte de empresas que disponen como mínimo de web.

2- Envíe SIEMPRE, una confirmación de pedido, sirve además, para verificar las condiciones de la venta ( cantidad, precio, incoterm etc ), para corroborar todos los datos que tenemos.  Compruebe usted mismo que la persona con la quien habla es quien dice que es, llamando a un numero distinto al mobil, el fijo que aparece en la web, por ejemplo.

3- No es por supuesto un método seguro al 100% pero verifique las cuentas de correo electrónico a través de google.

4- Siempre, en todas las operaciones es aconsejable, solicitar un porcentaje de adelanto antes de efectuar las entregas, sobre todo en clientes nuevos y desconocidos.

Una vez realizadas las correspondientes denuncias, las fuerzas de seguridad realizan sus pesquisas, pero el comprador suele desaparecer sin dejar rastro, igual que las mercancías, por lo que las posibilidades reales de recuperación son mínimas.

Normalemente el afectado, duda si contratar a un abogado en destino o no, nuestras recomendaciones pasan por aconsejarlo, pero a menudo la proporción entre el coste de la acción y las opciones de éxito suelen ser pesimistas.

Si su empresa carece de amplia experiencia en comercio exterior, siempre es recomendable contar con expertos que puedan ayudarle a evitar este tipo de accidentes.